El nombre de Lev Semionovich Vigotski

Publicado en por ofdp-mexico

 

Dr. José Villalón.
Л е в   С е м ё н о в и ч   В ы г о т с к и й    
(Lev Semyonovic Vigotskii) 
 
EXPLICACIÓN DE DIFERENCIAS
DE ALGUNAS LETRAS CIRÍLICAS CON NUESTRO ALFABETO
Л  se pronuncia  “L”
в  se pronuncia  “v”   como en inglés, porque la “b de burro” es la letra rusa  Б ” (may.)  б ” (min.)
с   se pronuncia  “s”    como en español
ё  se pronuncia  yo
н  se pronuncia  “n”   (no es una “hache” ni una “e”) (palito central horizontal)
и  se pronuncia  “i”    española,  o como ee del inglés en “bee”   (palito ascendente de izq. a der.)
ы” se pronuncia  “i”    en inglés como una i que se acerca a una e española, como en inglés “bill”
о  se pronuncia  “o”   si lleva el acento tónico, y se pronuncia “a” si no lo lleva

й   se pronuncia  “y”  en su valor palatal, valor que nunca ocurre en lenguas romances ni  

                                        germánicas en posición final

 

 

El apellido era originariamente esdrújulo, lo que conllevaba el cambio de la o en a,

Por tanto, se pronunciaba “Vígatskij”, pero su familia lo pronunciaba “Vigotskij”.

 

Según la orientación de la última edición de la ortografía española de las Academias de la Lengua, actualmente habría que escribir ese apellido así: Vigotski

 

Justificación

 

La última edición de la Ortografía de la lengua española  por la Asociación de Academias de la Lengua Española (2010) distingue entre transliteración, que trata de imitar por convenciones la pronunciación de la lengua original, y transcripción,  que busca una adaptación al sistema fonológico de la lengua a la cual se vierte el término. Sugiere pues una transcripción apropiada a nuestra lengua (en el Cap. VI, §3 pág.619-622 y en el Cap. VII, § 4, pág. 647 ) en vista de los cambios sociales, de la confusión que causan las transliteraciones en lenguas como el inglés y el francés, ampliamente discrepantes y diversas, y con sistemas fonológicos diferentes al nuestro, que los nombres propios procedentes de lenguas que no utilizan en su escritura el alfabeto latino sean transcritos acomodando la transcipción a nuestro sistema fonético y a las convenciones de escritura españolas. En el caso de la i española, que es  siempre vocálica, este grafema se debe preferir, aun  cuando el original sea consonántico, porque no lo será en el idioma al que se vierte.  En efecto, la y en español es un grafema (una letra) que se usa para dos fonemas distintos: uno consonántico-palatal/central-obstruyente/aproximante-sonoro, (ver pág. 47 de Ortografía) que antes llamábamos simplemente semivocálico – palabra que el libro nuevo de Ortografía parece evitar y que no sabemos cómo tratará  la “Nueva Gramática”, pues no ha publicado aún el tomo de fonología – y el otro, vocálico. El  consonántico va exclusivamente a principio de sílaba (yo, ya, guayaba) o en palabras no castellanas del español. El vocálico se usa solo a final de sílaba (hay, ley, aymara). En la transcripción, pues, se prefiere la i por ser en español completamente inambiguo. En la pág. 621, letra b), tomando el ejemplo de Trotski, dice taxativamente: “debe escribirse i (y no y) en representación del fonema /i/ en interior de palabra o en posición final precedida de consonante: Husáin (y no Husayn), Trotski (y no Trotsky)”

 

Sin embargo, hay que reconocer que la letra й en el alfabeto fonético internacional se representa transliterado por j (pronunciado como la j en alemán) y fonéticamente es un sonido consonántico-palatal/central-obstruyente/aproximante-sonoro. Por lo tanto, si fuéramos a transliterarlo se acercaría más representarlo  por una y, pero ese sonido nunca ocurre en español en esa posición silábica. Pero no es nuestra intención transliterar, sino transcribir.

 

Nota

Un sonido palatal obstruyente/aproximante (y) no cierra en ningún momento totalmente el flujo del aire, mientras el palatal obstruyente/oclusivo (ch) sí lo cierra un instante. Por otra parte, el primero es sonoro, el segundo sordo.

 

Un sonido palatal/central tira el aire por el centro de la boca, sobre la lengua (como en nuestro yeísmo), lo que lo distingue del palatal/lateral, que deja salir el aire por los lados de la lengua, como en la forma, antes más frecuente, de distinguir la pronunciación de halla frente a haya. Ese sonido es obstruyente/aproximante, pero es un sonido palatal/lateral. Se usa en algunas regiones de España, y yo he conocido gente de ciertas regiones de Ecuador que también lo usan.

 

Etiquetado en artículos

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post